CÓMO VOLVER A BRILLAR Y RECUPERAR TU ESTRELLA

Naciste para brillar, sin embargo nadie se dio cuenta que eras una verdadera estrella, ni siquiera tú.

star-clusters-74052_1280

Tuviste una infancia plena y feliz, como toda estrella llena de luz y de magia, pero un día creciste y te diste cuenta de la falsedad e hipocresía del mundo que te rodeaba y de cómo todas la puertas del firmamento se cerraban a cada paso que dabas y así dejaste de creer en tí y tu resplandor se fue apagando lentamente, como sucede cuando el sol se despide de tí cada atardecer y sin embargo sientes miedo de pensar que no volverás a disfrutar del espectáculo de un nuevo amanecer.

man-1209012_1280

Entonces decidiste caminar de puntillas por la vida, tratando de ser invisible en un mundo donde nadie te comprendía. Ser invisible significa no salirse de la delgada línea roja con la que el sistema nos delimita a todo ser humano, para que no destaquemos, ni brillemos, ni seamos especiales o podamos seguir el camino de nuestros sueños.

dance-422699_1280

Muchas veces la vida te trataba mal, a pesar de tu bondad y generosidad y eso se traducía en relaciones poco duraderas, en continuos fracasos personales, en trabajos inestables y mal pagados donde no consideraban tu valía, en amistades que sólo se acordaban de ti cuando necesitaban tu ayuda, pero nunca compartían sus brindis y momentos de felicidad con tu persona. A veces sentías deseos de bailar, pero no podías escuchar ni seguir, el ritmo de la música de la vida.

El desánimo y la depresión comenzaron a apoderarse de ti. Dejaste de mirar al cielo, sólo podías dirigir tu vista al suelo y eso es algo que una estrella no puede permitirse nunca.

lonely-814631_640

Te diste cuenta que el cuento que te habían contado de final feliz, donde el príncipe rescataba a la princesa de sus sueños era mentira. Entonces dejaste de creer en tí y dejaste morir tus sueños poco a poco y con ellos, tu ilusión por vivir. Pero una estrella siempre brilla con luz propia en el firmamento y a ti se te olvidó quién eras y pensaste que no valías nada, que sólo eras una bombilla fundida y estropeada.

star-209371_1920

Dejaste de brillar y el cielo se quedó sin color, dejando a oscuras y en silencio a tu alma y a el Universo.

universe-1044107_1280

Tu autoestima comenzó a marchitarse y a sentirse presa de la inseguridad, de la misma forma que las hermosas flores de tu jardín pierden su esplendor en los meses de frío invierno y tienen miedo de mirarse al espejo y descubrir en su reflejo que ya no son tan bellas como solían ser en primavera.

dahlias-193410_1280

Llegaste a sentir que no valías nada, que nunca encontrarías la felicidad verdadera y que la mala suerte te perseguía por cada rincón de la Tierra. Y cuando de nuevo comenzabas a levantar el vuelo, recibías una nueva patada que la vida te daba, otra vez te estrellabas y se repetía la misma historia. Una vez más tenías que sacar fuerzas de tus entrañas para seguir adelante y poder reconstruir todas las piezas de tu rompecabezas, pero sentías que no podías. No, no podías ni levantarte de la cama.

puzzle-1487340_1280

Dejaste de creer lo que todas las estrellas que se quieren a sí mismas saben desde su nacimiento y es  que todo lo que piensas se puede hacer realidad, porque el poder reside en ti y en tu fortaleza mental.

glass-ball-1764326_1920

Abandonaste aquello que amabas, de la misma manera que te sientes abandonado en una isla desierta, donde sólo estás tú, tus pensamientos y un inmenso océano que rodea tu silencio.
Pero una verdadera estrella no puede llegar a extinguirse nunca, ni dejar a oscuras el Universo, porque entonces sentirías temblar la Tierra y la Luna dejaría de ser tu amiga y compañera.

blue-1896491_1280
Todos pasamos cada día por momentos de incertidumbre y adversidad y sentimos que no volveremos a brillar en el firmamento, pero como el ave fénix, volverás a resurgir de tus cenizas en el momento que decidas alzar tu vuelo y te des cuenta que eres tú quien pulsa el interruptor que enciende su estrella.

No dejes en manos de los demás tu bienestar personal, ni tu felicidad, porque depende de tí, de nadie más. Si enfocas tu atención en aquello que verdaderamente te importa, lo que no te sirve, ni interesa se esfuma, simplemente deja de existir y se marcha de tu lado para siempre.

Todo depende de tu enfoque y del cristal con el que mires la vida.

lens-1209823_1920

Deja de hacerte preguntas, de buscar respuestas fuera de ti.

globe-image-1776096_1280

Si te quedas un minuto en silencio, podrás volver a escucharte a tí mismo, a sentir que tu corazón sigue latiendo, que la vida fluye por tus venas como el agua transparente que lleva el cauce de un río y sólo entonces comenzarás a sentir que tu corazón ha recuperado su estrella y vuelve a latir con fuerza y a iluminar todo lo que le rodea. Te conectas contigo mismo  y te das cuenta de que todos somos uno. Uno en el Universo, alineados en nuestro pensamiento. Pero cada estrella tiene vida propia y su brillo depende de ella y no de cualquier otro planeta que gire a su alrededor.

Puedes volver a bailar cuando decidas, sonreír a la vida, recuperar la ilusión perdida, mirarte al espejo y reconocerte otra vez en él, ¿por qué? porque no lo olvides, te lo digo una vez más, naciste siendo una verdadera estrella.

pretty-woman-635258_1280

Para sentirte una estrella, ni siquiera necesitas brillar, sólo necesitas ser tú mismo, poner en marcha tus sueños y perseguir la vida que siempre has deseado. No te rindas, lo mejor de la vida te está esperando. Sólo necesitas cuidar de tí y quererte tal y como eres.

No olvides que tu luz se proyecta sobre la Tierra y puedes conseguir todo lo que te propongas, porque las estrellas son dueñas del Universo. Si te sientes feliz, tu resplandor hará brillar el arco iris que llevas dentro de ti y volverás a caminar con paso firme y seguro. Sentirás que tu corazón y todo tu ser se aceleran y volverás a vivir historias que te harán sentir cosquillas en el alma, como cuando te subes a una bicicleta y tu cabello acaricia tu rostro al sentir la suave brisa del otoño.

Y así es cómo empieza una Historia que nunca termina, porque cuando vuelves a brillar y recuperas tu estrella, te das cuenta que ésta nunca te ha abandonado, ni se ha marchado de tu lado, pero no conseguías encontrarla porque no sabías quién eras, ni el poder que tenías sobre tu propia persona.

Si tan sólo confías y crees en ti mismo, podrás conseguir todo lo que te propongas en la vida y por eso eres una estrella, porque eres único y especial e iluminas e inspiras a los que te rodean.

Todos llevamos dentro luz y oscuridad y ambas son necesarias para alcanzar la felicidad. La oscuridad te sirve para crecer, superar tus propios miedos y ver tu propia sombra reflejada en el espejo de tu vida y sólo cuando alcanzas el grado máximo de conocimiento de ti mismo, logras llegar a la cima y vuelves a ver tu luz brillar, ésa que sólo se puede divisar desde lo alto de la Colina de las Estrellas.

hollywood-sign-1598473_1280

Anuncios

7 comentarios sobre “CÓMO VOLVER A BRILLAR Y RECUPERAR TU ESTRELLA

  1. Querida Ampari:

    No has podido estar más acertada con esta reflexión, tan actual en los tiempos que corren. Enhorabuena por tu claridad de ideas, organización y sinceridad.

    Quería empezar este comentario haciendo un aplauso sonoro por las fotografías que acompañan el texto. Es cierto que siempre me fijo en las palabras que empleas con sabiduría, pero es justo señalar, que este relato queda engalanado con las imágenes que incluyes. Su selección ha sido excelente, progresiva, ya que vas de una oscuridad latente en las primeras, para acabar con una luminosidad en las últimas, que agradan la lectura del relato.

    En esta nueva reflexión, he observado que introduces una radiografía perfecta sobre los anhelos que se quedan en el olvido, empleando la metáfora de la música y las estrellas en el firmamento. En más de una ocasión, las melodías siguen sonando para nosotros, sin embargo, no somos capaces de escucharlas. De repente, es como si se anulara el sentido del oído y una capa tremenda de polución impidiera que nuestra estrella luzca y brille como nunca.

    Por eso Ampari, te agradezco este relato porque está cargado de esperanza. Por muy negro que sea nuestro devenir, siempre la luz triunfa sobre las tinieblas. ¡Qué razón tienes cuando dices!: eres una estrella, porque eres único y especial e iluminas e inspiras a los que te rodean. Siempre he considerado que, cada uno de nosotros, a nuestra manera, tenemos que aportar algo a quienes están a nuestro alrededor, por ejemplo: unos pueden dar su sonrisa, conocimiento, otros su presencia transmitiendo confianza y seguridad. Así se consigue que el ser humano se enriquezca, progrese y no se deje llevar por modas pasajeras sin rumbo fijo. Por eso, Ampari, tú aportas belleza literaria y generosidad plena con lo que escribes, al compartirlo con cada uno de tus lectores. Continúa escribiendo y que la literatura te acompañe siempre.

    Ha sido un placer leer esta reflexión. Eres una estrella que ilumina a cuantos tenemos el corazón atormentado. Con tu luz, las cosas se ven de manera diferente. Hasta la siguiente.

    Alberto Flores

    Le gusta a 1 persona

  2. Me siento como un planeta dando vueltas alrededor de tu estrella. Aunque tú a veces no lo creas, tu estrella sigue brillando en cada uno de tus escritos. Por sintetizar en una frase tu escrito: ” Para sentirte una estrella, ni siquiera necesitas brillar, sólo necesitas ser tú mismo,…”. Aparentemente sencillo, pero, en la práctica, bastante arduo de conseguir. Despojarnos de cada una de esas capas que utilizamos para autoprotejernos, de los prejuicios, de los miedos, de la importancia de las opiniones ajenas,… Pero, para mi, tremendamente cierto, toda una conquista que merece mucho la pena.

    Un beso fraternal

    Me gusta

  3. Muy bueno Amparo. Muchas personas se sentirán identificadas con todo esto ya que pocas encuentran en la vida aquello con lo que habían soñado de niños, de jóvenes. Y no por no cumplirse las expectativas hemos de renunciar a disfrutar de la vida, porque la cuestión es disfrutar de lo que tenemos y para ello hay que decidir vivir la vida que tenemos y ser felices con ella, enfocándonos, como bien dices, en lo positivo, en lo que queremos y sin esperar acontecimientos que nos traigan felicidad, porque como bien dices, eres tú quien pulsa el interruptor que enciende tu estrella.
    Encantado de leer tus reflexiones. Un fuerte abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s