CÓMO PERDER PESO SIN MORIR EN EL INTENTO

¿Alguna vez te ha preocupado tu peso? Yo he tenido una relación de amor-odio con la báscula toda mi vida.

portrait-317041_1280

Cuando era pequeño, era el típico crío gordito con gafas del que todos los niños se mofaban. Siempre suspendía gimnasia y cuando llegaban las pruebas de final de curso, intentaba ponerme malo ese día para no tener que pasar la vergüenza de no llegar a la marca mínima para alcanzar el aprobado.

kid-388527_1280
Pero lo peor de todo era la cinta elástica que debía llevar para sujetar mis gafas cuando corría o saltaba al potro. Algunos niños llegan a ser tan crueles, que no sólo se meten contigo si estás gordo, también lo hacen si estás excesivamente delgado. En mi clase había una niña que tenía anorexia y la gente solía decir que era porque yo me había comido parte de ella. Ahora me río recordándolo, pero cuando eres pequeño y te crucifican por tu físico, deseas que la tierra te trague.
No sé por qué, pero hoy en día, a pesar de tener de todo, muchas personas se sienten insatisfechas con sus vidas, tal vez porque no están contentas consigo mismas, ni con el aspecto que tienen.

pedestrians-1209316_1280

Cada vez veo más anuncios de dietas milagrosas, de clínicas de estética donde te esculpen y te ponen la misma cara que Brad Pitt o de gimnasios que son tan grandes como la pista de aterrizaje de un aeropuerto y cuando por fin llegas a la clase de spinning estás tan cansado como si te hubieras lanzado en paracaídas.
thai-food-518035_1280
Cuando era pequeño mi madre siempre estaba a régimen y me obligaba a seguir sus mismas dietas porque, según ella, si haces la dieta solo, no te sientes motivado. Pero yo me moría de hambre, comía chocolate a escondidas y el resultado saltaba a la vista, cada vez más gordo. Lo único que no probé en aquella época fue el cactus que adornaba el salón de mi casa, porque en mi vida y en la de mi madre cualquier bocado que catábamos era de color verde.
¿Y qué me dices de todos los consejos que te da la gente?
shoes-587648_1280
Que si no comas hidratos de carbono a partir de las cuatro de la tarde bajo ningún concepto, que no bebas ni una gota de agua durante las comidas y tonterías por el estilo, que hacen que te sientas con complejo de gremlim. Al final te ponen la cabeza como un bombo y mientras tanto, tú sigues igual de gordo.
Hace unos años conseguí perder peso a fuerza de hacer grandes sacrificios, pero con la misma rapidez que adelgazaba volvía a recuperar mi antigua talla.
 belly-2473_1280
Mi armario estaba lleno de todo tipo de prendas: XXL,  L y hasta una M guardaba. Por si acaso, yo nada tiraba. Casi todos los días me pesaba en la báscula del baño y cuando veía mi peso me reafirmaba en mi gordura y en las dificultades que tenía para adelgazar. Era un círculo vicioso y siempre con los mismos resultados. Mi ánimo cayó en picado.
horizontal-162952_1280
¿Pero sabes qué?  Un día todo cambió. Decidí trabajar en mi autoestima y comencé a controlar mi peso mentalmente.
table-tennis-1432174_1280
Me dirás que cómo se hace eso tío, pues bien, te diré cómo lo hice yo. Dejé de pesarme a diario, es más, quité la báscula del baño y dejaron de preocuparme mis kilos. Pero además sentía que tenía el peso que yo deseaba y me sentía bien conmigo mismo. Dejé de verme como un gordo indeseable y por primera vez sentía que era como yo deseaba, una persona luchadora capaz de superar cualquier obstáculo que se le ponga por delante.
Al poco tiempo comencé a adelgazar sin tener que hacer grandes esfuerzos. Por supuesto, no hace falta que te diga que no debes darte grandes atracones, pero tampoco dejar de comer, ni morirte de hambre. Simplemente sigue con tu rutina normal del día a día, pero mentalizándote del cambio que se ha producido en ti. Te aseguro que si lo pruebas y crees en tí, funciona.
Para perder peso por fuera, primero debes perderlo por dentro, eliminando todo aquello que rechazas de ti mismo y aceptándote tal y como eres.
 bless-you-1161156_1280Y de todas formas, en la vida no todo es cuestión de peso, ni de la imagen que proyectes en los demás. Deja de fijarte en las revistas de moda y de tener como referencia el físico del actor o de la actriz del momento y recuerda una vez más, no importa que seas gordo o delgado siempre y cuando te sigas viendo a ti mismo como el protagonista de la vida que has elegido y hagas aquello que te dé kilos de autoestima y haga engordar tu alma de felicidad.
Tu bienestar comienza dentro de ti mismo y si te aceptas y te quieres tal y como eres, habrás alcanzado el equilibrio perfecto en la balanza de tu vida.

leisure-719771_1920

Anuncios

3 comentarios sobre “CÓMO PERDER PESO SIN MORIR EN EL INTENTO

  1. Como en tantas cosas, hay que cambiar el punto de vista y estar contento con uno mismo, con lo que somos y con lo que hacemos. Hemos de prestar menos importancia a la opinión de los demás y anteponer la nuestra, lo que queremos realmente, aquello con lo que nos encontramos a gusto.
    Gracias por tus relatos, Amparo

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias por tu comentario Miguel, comparto tu punto de vista. Debemos prestarnos atención a nosotros mismos y obviar los comentarios negativos de los demás sobre nosotros o nuestra persona, pues eso nos baja la autoestima y hace que dejemos de creer en nosotros mismos y eso es algo negativo para uno mismo, pues cuesta mucho trabajo recomponer tu autoestima y volver a creer en tí. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s